¿El e-commerce no da beneficios?

 

 

El pasado jueves día seis de marzo el presidente de Mercadona protagonizó titulares en los medios de comunicación; Juan Roig aprovechó el acto de presentación de los datos económicos referidos al pasado año 2013, y que afectan a la compañía a la que representa, para expresar sus opiniones acerca de las nuevas formas de comercio online.

A pesar de que esta conocida empresa de gran distribución posee su propia plataforma para facilitar la compra online a sus clientes, Juan Roig señaló que “la venta online da muchas pérdidas”. Señor Roig, quizá necesite las recomendaciones de nuestro director, Eduardo Martínez Sánchez.

Llama la atención el contraste que existe entre las declaraciones del conocido empresario español y las que hizo en octubre de 2013 el presidente de Carrefour, Georges Plasat, quien no sólo pronosticó en la pasada edición del World Reatail Congress que el comercio online constituye el futuro del retail, sino que además declaró que el e-commerce compartirá protagonismo dentro de unos diez años con el comercio tradicional hasta convertirse en un nuevo mercado. No en vano, el gigante francés no cesa de invertir en la creación de aplicaciones y demás herramientas digitales aplicadas al ámbito de la gran distribución.

Rentabilidad del e-commerce

Pero no sólo Carrefour se empeña en adentrarse en el negocio online; otras enseñas como DIA, Alcampo o Eroski también están invirtiendo recursos económicos en lo que se considera por muchos profesionales del sector como el futuro del comercio.

A pesar de las declaraciones de Roig, existen multitud de estudios que muestran que el e-commerce sí que es rentable. Sin ir más lejos, según se desprende del ‘Estudio sobre Comercio Electrónico B2C (edición 2013)’ que elabora el Observatorio Nacional de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI), a pesar del entorno de crisis que vive España, el comercio electrónico es una de las formas de negocio que más está creciendo en los últimos años debido, en parte, al aumento del número de usuarios de Internet. Según este informe, en 2012 la proporción de internautas que realizaba compras a través de la red creció un 15%, lo que se traduce en 15,2 millones de usuarios que lograron que se facturaran 12.383 millones de euros a través del online.

Pero más allá de informes y papeles que reflejen cifras basadas en trabajos de campo o encuestas, existen ejemplos claros de rentabilidad, y el más relevante lo constituye Tesco. Hace unas semanas los medios de comunicación británicos informaban de que esta cadena minorista había obtenido del ámbito online en 2013 unas ganancias que rondan los 155 millones de euros.

Futuro del comercio electrónico

La empresa propietaria del portal especializado en venta online ‘Rakuten.es’ también publicó hace escasas semanas los resultados de un estudio que elaboró con el objetivo de dilucidar las tendencias hacia las que girará a lo largo de este 2014 el e-commerce.

Según los dueños de Rakuten, durante este año las ventas mundiales en el ámbito online superarán los 1,4 billones de dólares, lo que implica un crecimiento exponencial, pero a la vez vertiginoso, de esta nueva forma de comercio. La percepción por parte del consumidor de los teléfonos móviles o tabletas como algo más que elementos de ocio es una de las causas que explicarían este crecimiento.

Amazon ya se ha adentrado en el negocio agroalimentario en Reino Unido, Alemania y Estados Unidos, y pronto estará presente en otros países.

Los pronósticos de Rakuten abren la puerta a una perspectiva más social y quizá menos económica. Cualquier negocio que no de una respuesta contundente a las demandas del consumidor está condenado al fracaso o a la muerte. Quizá la pregunta relevante no es si el e-commerce da o no da beneficios, sino si dentro de unos años seguirán teniendo el mismo éxito que ahora los supermercados de cercanías como Mercadona. Las sociedades cambian, y con ellas la forma de vivir.

¿Sobrevivirán los hábitos actuales de compra a las tecnologías de la comunicación del siglo XXI?

Toñi Hurtado Salmerón

Noticias relacionadas

Juan Roig: “La venta online da muchas pérdidas”

Tesco, ejemplo de que el e-commerce marca tendencia en el comercio mundial

Estudio sobre Comercio Electrónico B2C Edición 2013: El e-commerce continúa creciendo

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend