El culebrón de las aceiteras rellenables llega a su fin

0
282

Miguel Arias Cañete, Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se ha comprometido para cambiar la reglamentación y prohibir el uso de las aceiteras rellenables en los establecimientos de hostelería españoles.

El Ministro de Agricultura tiene previsto modificar el Real Decreto que regula la comercialización del aceite de oliva en sus diferentes variedades, el objetivo principal de esta nueva iniciativa es el de prohibir las aceiteras rellenables en bares y restaurantes. La polémica sobre esta medida viene desde hace algunos meses, cuando la Unión Europea quería aplicar una normativa para prohibir el uso de este tipo de aceiteras, no obstante tras la polémica que surgió en diversos países se echo atrás.

Por su parte, España prohibirá las aceiteras rellenables, ya que es una decisión que satisface a las organizaciones agrarias y a las cooperativas agroalimentarias. Desde el Ministerio se informa de que esta medida es una necesidad, ya que hay que garantizar la autenticidad del contenido de las aceiteras. Esta iniciativa beneficiará a los consumidores del canal Horeca, ya que ahora sabrán con exactitud el aceite que consumen, una opción que hasta ahora no era viable.

Envases no rellenables

En esta nueva normativa no se habla de la utilización de envases monodosis, lo que se pretende es que el sector de la hostelería y de la restauración tengan a disposición de los comensales el aceite de oliva en formatos que sean irrellenables, es decir, se pueden utilizar botellas más grandes que las aceiteras, lo importante es que cuando esta se acabe no se rellene. Con esta iniciativa se quiere evitar que se rellenen los envases con aceite de oliva que no corresponda, de esta manera se evita el fraude al consumir, la degradación de la imagen del producto y su calidad.

Las cooperativas agroalimentarias creen que el nivel de etiquetado comunitario es muy exigente y cuenta con un sistema de trazabilidad idóneo para el sector, no obstante piensan que todas estas medidas se pierden en el último escalón de la cadena alimentaria, ya que con las aceiteras rellenables se pierde toda esta preocupación por mantener unos altos niveles de calidad. Con esta medida el sector está muy satisfecho, no obstante anima al Ministerio a que siga luchando para que esta norma se aplique a nivel comunitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí