El Antimarketing y sus peligros en el sector de alimentario

 

Gracias a la irrupción de Internet y, especialmente, al desarrollo de los dispositivos móviles, la opinión de los consumidores ha pasado a un primer plano para las marcas y ha provocado que un determinado producto pueda convertirse en un auténtico fenómeno de masas o pueda caer en el olvido. Una mala reputación online puede dar al traste con todo el trabajo realizado en el desarrollo de un artículo.

Este concepto hace referencia a las acciones encaminadas a disminuir el interés de los consumidores hacia un servicio o producto determinado. Gracias a esta serie de iniciativas se puede regular la adquisición de un determinado producto y puede evitar que demasiados usuarios opten por contratar un servicio que puede llegar a masificarse por culpa de su buena reputación.

Antimarketing de los consumidores

No obstante hay una variante de este antimarketing que se ha potenciado gracias a los dispositivos móviles y a que los usuarios puedan disponer de Internet en cualquier lugar, que ha venido a unirse con el aumento de las redes sociales y la posibilidad de la retroalimentación entre marcas y consumidores.

Las opiniones y comentarios realizados por consumidores que no han quedado contentos pueden generar oportunidades incluso más efectivas que las propias originadas por la empresa, no obstante, el no contar con una serie de profesionales especializados en este ámbito puede provocar que se gestionen mal y tengan consecuencias muy negativas para la marca.

Al hablar de antimarketing por parte de los usuarios, no se habla de una estrategia originada por la propia empresa, sino que es una táctica utilizada por clientes que no han quedado satisfecho y que exigen una respuestas por parte de la empresa; los tiempos, la actitud y la puesta en marcha de una compensación se antojan clave para no perder reputación.

Las empresas tienen que ser conscientes de que deben de romper con las pautas clásicas del marketing, ya que esto es algo especial y tienen que contar con toda la innovación y rapidez posible para contentar a una serie de usuarios enfadados. Esta situación puede provocar una crisis de reputación muy importante o puede crear una campaña exitosa si se trata con la suficiente rapidez e inteligencia.

Ejemplo de respuesta exitosa

En el ámbito de la alimentación y de las bebidas se han podido comprobar durante los últimos años algunas de etas situaciones. En primer lugar se puede apreciar el caso de Donettes: la conocida compañía creó una nueva campaña que recibía el nombre de ‘No me toques los Donettes’, que tenía la intención de conectar con el público más joven a través de la creación de diferentes eslóganes divertidos. No obstante uno de esos eslóganes no tuvo la repercusión esperada.

Con ‘A pedir, al metro’ la marca generó una auténtica campaña de antimarketing en la red social de Twitter y provocó que el hashtag #boicotDonettes se convirtiera en tema más hablado en España en sólo unas pocas horas. Sin embargo, el equipo de Donettes demostró su capacidad de reacción y apenas 24 horas después de la crisis de reputación realizó un anuncio en la propia red social en la que informó de que retiraría todos los envases con ese eslogan y contestó a todos los usuarios que le había escrito por Twitter. De esta forma mostró su preocupación por los consumidores y transmitió una buena imagen de marca.

Utilizar el antimarketing para crear una campaña

También hay marcas que aprovechan el antimarketing para crear una campaña online. Durante los últimos días se ha conocido la noticia de que Ballantine’s prescindió de su Community Manager al realizar diferentes salidas de tono con la cuenta de la marca de whisky, para ello aprovechaba los partidos de la Champions League en los que jugaba el Real Madrid.

Sin embargo,  todas estas acciones estaban bien planeadas desde la marca, que lo anunció en su propia cuenta con un vídeo bajo el hashtag #LaVerdadSobreManoloCM en el que se podía comprobar cómo se había preparado toda esta iniciativa.

Las marcas tienen que tener muy en cuenta que muchas de las crisis de reputación más importantes de la empresa pueden provenir de un comentario o de una imagen en las redes sociales. Taco Bell o McDonald’s han sufrido más de una de estas crisis sin contar con una respuesta bien organizada y a tiempo. ¿Están las marcas preparadas para este tipo de acciones?

Noticias Relacionadas

La publicidad en televisión y su efecto sobre el branding y la primera elección de compra

Las Redes Sociales se establecen como un elemento primordial para la industria de alimentación y bebidas

Tecnomarketing 2015, punto de encuentro para el sector del gran consumo

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend