El 43% de los consumidores españoles compró productos de marca en 2014

 

La situación económica de España, marcada por la crisis y por la contención del consumo, ha tenido como consecuencia que el consumidor razone más su compra cotidiana con el objetivo de alcanzar una buena relación calidad-precio y, en última instancia, ahorrar. No son pocos los informes y estudios que afirman que la marca blanca está perdiendo cuota de mercado a favor de la marca del fabricante en casi toda Europa. Ahora, un estudio elaborado por la consultora TNS y bautizado con el nombre ‘Fabricante y Distribuidor 2014’ señala que en España algo más de cuatro de cada diez consumidores compra productos de marca del fabricante.

Según TNS, el 43% de los consumidores españoles adquirió marcas del fabricante el pasado año, lo que equivale a señalar que su cuota de mercado experimentó un crecimiento de seis puntos porcentuales con respecto al año 2013, en el que sólo el 37% de los consumidores compraba productos de marca.

A pesar de ello, la demanda de los productos de marca blanca ha continuado en auge tal y como se desprende de las cifras que aporta TNS, que han pasado del 27% de 2013 al 35% de 2014; la diferencia entre ambas marcas ha descendido desde el año 2013, cuando se situaba en el 36%, hasta finales de 2014, cuando se ha posicionado en el 22%.

Búsqueda del surtido

A pesar de que la marca del distribuidor continúe teniendo un protagonismo relevante en las despensas españolas, el tramo que la distancia de la marca del fabricante es cada vez más estrecho. Según TNS existen un conjunto de factores que podrían explicar esta tendencia hacia el consumo de marcas líderes, como por ejemplo la búsqueda por parte del consumidor de un mayor surtido de marcas y productos. Esta idea explicaría a su vez el hecho de que los hipermercados, supermercados y tiendas de descuento hayan experimentado un crecimiento en su cuota de mercado en detrimento de Mercadona, la cadena en la que menos marcas del fabricante hay en los lineales.

El comprador de marca del fabricante se caracteriza por preferir el supermercado como superficie para comprar, pero también por ser un consumidor que relega el precio a un segundo plano y por guardar escasa fidelidad a la marca blanca.

‘Fabricante y Distribuidor 2014’ también señala que durante 2014 descendió de manera ligera el número de compradores racionales que buscan ofertas con el objetivo de ahorrar.

Comercio electrónico

Pero la búsqueda del surtido no es algo exclusivo de los compradores offline, sino que es una tendencia que comienza a afectar también al canal online. Si en 2013 el consumidor de supermercados online otorgaba una mayor importancia a aspectos como las franjas horarias o la calidad de los frescos, en 2014 el surtido de marcas se ha posicionado como el aspecto más importante para los compradores online, mientras que el tiempo o la confianza pasan a protagonizar un segundo plano, no por ello menos importante.

Noticias relacionadas

La diferencia entre marca blanca y la marca del fabricante disminuye

IRI: España lidera la caída de la marca blanca en Europa

Grupo IFA desarrollará y proveerá de nuevas marcas blancas a sus asociados

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend