CÓMO HACER UN PLAN DE NEGOCIO, MODELO Y ESTRUCTURA PASO A PASO.

0
341

Si estás pensando en crear una empresa, debes tener muy presente la creación de un plan de negocio. Este plan de negocio será la guía que tendrá en cuenta tu empresa a la hora de ponerse en marcha. ¿Quieres aprender a elaborar uno? Te presento a continuación los pasos a seguir para hacer tu plan de negocio perfecto adaptado a tu empresa. 

¿QUÉ ES UN PLAN DE NEGOCIO?

El plan de negocios es un documento que debes escribir antes de lanzar tu empresa en el que se plantea de manera formal tú iniciativa empresarial. Recogiendo una serie de objetivos y cómo los vas a conseguir, el plan de negocio representa el modelo que seguirá la empresa.

Un buen plan de negocio se divide en cinco partes distintas:

  • Estructura ideológica
  • Estructura del entorno
  • Estructura mecánica
  • Estructura financiera
  • Recursos humanos

¿PARA QUÉ SIRVE UN PLAN DE NEGOCIO?

– Sirve como hoja de ruta a la empresa

– Permite conocer mejor el sector y la competencia.

– Mide la viabilidad del proyecto.

– Facilita la comunicación con agentes externos.

– Para poder visionar los objetivos.

– Facilita la planificación.

– Es claro, conciso y facilita la información.

– Facilita la negociación con inversores, posibles socios, etc.

– Prevé los problemas que puedan ocurrir.

 

Los pasos que debes seguir para elaborar tu plan de negocio personalizado son los siguientes, es importante que los lleves a cabo en el orden propuesto:

1.PRESENTA LA ESTRUCTURA IDEOLÓGICA DE LA EMPRESA

En este primer paso debes presentar todo lo referido con la idea de negocio y cuáles son los objetivos que pretendes alcanzar. Ten en cuenta que esto será la carta de presentación que te abra las puertas a nuevos inversores, socios, clientes, etc. 

Es importante que esta estructura ideológica esté compuesta por los siguientes puntos:

  • Nombre de la empresa: El nombre de tu empresa debe ser sencillo y de fácil comprensión. Con su lectura debe interpretarse a que se dedica, puedes buscar en internet ideas o la estructura que siguen los nombres de las empresas más populares.
  • Misión: ¿Para qué surge la empresa? ¿Cuál es su propósito? La misión debe contestar estas sencillas preguntas en una breve descripción de no más de 3 líneas de extensión.
  • Visión: La visión refleja los planes de la empresa en el largo plazo, lo que quiere llegar a hacer.
  • Valores: Tu empresa debe establecer unos valores que la identifiquen y definan la actitud que debe seguir.
  • Ventajas competitivas: ¿Qué posee la empresa que los demás no tengan? Identifica aquellos rasgos que tu competencia no tenga.
  • Competencias: Demuestra todos tus conocimientos sobre el sector en el que vas a operar.

2.ANALIZA LA ESTRUCTURA DE TU ENTORNO

Antes de lanzarte al mercado primero debes saber cómo es el mercado y de quién está compuesto. Conoce tu competencia, identifica cuáles son sus ventajas competitivas y si son mejores que las tuyas. 

Una herramienta muy útil que puede ayudarte a realizar este análisis, es la matriz DAFO, que está compuesta por los siguientes aspectos:

  • Debilidades: Identifica los puntos débiles de tu empresa.
  • Amenazas: Cuales son los riesgos actuales del mercado en el que operas.
  • Fortalezas: Que características posee tu empresa que la hacen diferente de tus competidores.
  • Oportunidades: Identifica que acciones puedes llevar a cabo para tener más éxito en el sector

 

En el análisis del mercado es crucial que tengas en cuenta aspectos como:

– El tamaño del mercado.

– Barreras de entrada y salida.

– Evolución y crecimiento.

– Tendencias que sigue.

– Grado de consolidación.

– Descripción del mercado.

3.DEFINE LA ESTRUCTURA MECÁNICA DE TU EMPRESA

¿A qué me refiero cuando hablo de estructura mecánica? Pues se incluyen los objetivos y qué estrategias se van a llevar a cabo para lograrlos. Es clave tener de referencia los dos anteriores puntos para elegir unos objetivos correctos para la empresa y cómo van a lograrse.

Los diferentes puntos que deberán definirse serán los siguientes:

  • Fuerza de ventas: ¿Cómo llevará a cabo la empresa la función de ventas? ¿Cuántos vendedores tendrás? ¿Qué habilidades y características deben poseer los vendedores? 
  • Precio del producto o servicio: Una buena estrategia de precios es clave para que tu producto sea tenido en cuenta, si tu empresa es nueva, trata de empezar con un precio bajo, o lanza descuentos para los primeros clientes. Ve apostando por el valor y sube el precio según vayas creciendo.
  • Canales de distribución: A través de qué medios harás que tus productos o servicios lleguen al cliente. Analiza bien tus posibilidades y elije el que más se adecúe a tu empresa. 
  • Canales de comunicación: Tu segmento de clientes debe conocer el producto, y la mejor forma de darse a conocer es mediante el uso de los canales de comunicación. Identifica qué medios son los que mejor se adaptan a tu empresa y trabaja en ellos. 

4.DESARROLLA LA ESTRUCTURA FINANCIERA DE TU EMPRESA

Esta parte quizás sea la más enrevesada de todas ya que implica usar herramientas y técnicas financieras. A pesar de esto, es en este paso donde podrás ver si tu negocio tiene viabilidad o no

Una buena estructura financiera debe contener los siguientes aspectos:

  • Cuenta de resultados provisional: Debes prever a cuánto pueden ascender tus ingresos y costes para así formular una hipótesis de crecimiento. Trata de ser conservador en lo justo de lo posible.
  • Previsiones de 3 a 5 años: Define tus políticas de cobro y que plazos establecerán a tus proveedores. Para ello debes saber ¿Cuándo necesitarás tu capital?
  • Análisis del punto de equilibrio: Gracias a este análisis puedes ver a partir de qué nivel de ventas empiezas a recuperar tus costes fijos de producción y empiezan a convertirse en beneficios. Este dato es muy útil para saber cuántas unidades tienes que vender. En caso de los servicios al no existir coste de producción, puedes tener en cuenta cuánto vale el medio por el que ofreces el servicio o cuánto te cuesta promocionarlo.
  • Análisis de escenarios: Coge todos los datos recogidos anteriormente y proyecta  las dos posibilidades de la empresa en el futuro, una optimista y otra pesimista. Gracias a esto podrías saber tu utilidad en cada caso y cómo se comportan las variables. 

5.ADMINISTRA TUS RECURSOS HUMANOS

Al comienzo de tu proyecto, es probable que no cuentes con personal especializado que administra los recursos humanos. Pero esto es clave para desarrollar una estructura empresarial sana en la que todos los trabajadores estén implicados con la empresa y estén empapados de su filosofía. 

Una buena forma de planificar los recursos humanos es teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

  • Desarrolla un organigrama en el que estén definidas todas las funciones a llevar a cabo.
  • Ofrece “primas” a los trabajadores que hagan algún esfuerzo extra o aporten ideas para la empresa.
  • Forma equipos de trabajo para cada actividad que desempeñe la empresa.

 

Si elaboras tu plan de negocio en base a la estructura propuesta, serás capaz de llevar a cabo tu proyecto sin ningún tipo de problema. No te olvides nunca de destacar porque tu empresa es mejor que el resto, esto es lo que te hará tener éxito. ¡Suerte con tu nuevo proyecto!

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí