CÓMO CREAR UNA MARCA

 

Nuevos retos

Afrontar nuevos retos a veces puede dar miedo por no saber cómo
se debe actuar para generar buenos resultados. Sin embargo, no existe una
fórmula mágica que proporcione el éxito de la empresa ni que garantice unos
beneficios seguros.

En los inicios, cuando alguien se plantea lanzar un
proyecto, es probable que se enfrente a situaciones de incertidumbre y
confusión, por lo que es necesario tener en cuenta algunos factores para
intentar que el negocio salga adelante y se abra espacio entre la competencia.

Factores clave en la creación de una marca

Para comenzar, además de estar motivado por llevar a cabo un
proyecto que te gusta, es necesario centrarse en algunos estudios previos para que
la marca se posicione en el sector.

En primer lugar, la empresa debe decidir a qué público va
destinado su producto o servicio y estudiarlo concienzudamente, para así poder elaborar
una estrategia enfocada en sus gustos, intereses y características. Gracias a
las redes sociales estas acciones son más fáciles de realizar porque se permite
conocerlo y acercarse a él comunicativamente. En consecuencia, el lugar de
actuación variará dependiendo del público al que se dirige. Por ejemplo, no será
la misma campaña la que se realice para un segmento femenino joven que para uno
mayor de cincuenta años.

Seguidamente, es importante establecer los objetivos y
valores en los que se fundamentará la marca y los cuales se pretende transmitir
al cliente potencial. Hay que tener en cuenta que los consumidores serán las
personas que se identifiquen con ella generando así una comunidad de personas
con el mismo perfil. Por lo tanto, es necesario establecer un feedback con el
usuario para hacerlo sentir miembro de un grupo que defiende los mismos valores
que la marca. Una forma de realizarlo es a través de las redes sociales, de
esta manera el público percibirá que es escuchado y que su opinión importa a la
organización, estableciendo así una relación más cercana.

En la actualidad vivimos en un entorno rodeado de multitud
de marcas que ofrecen el mismo producto, por lo que es fundamental ofrecer al
consumidor un valor añadido que lo diferencie del resto y haga que escoja esa
empresa frente a cualquier otra.  

Finalmente, una de las acciones más importantes en la
realización de cualquier tarea empresarial es evaluar sus resultados. En otras
palabras, comprobar que de las labores llevadas a cabo se han obtenido
beneficios y una rentabilidad visible. Esto se puede medir elaborando test a los
clientes, mediante los comentarios publicados en redes sociales y conociendo la
diversidad de opiniones respecto a la propia empresa y de la competencia, para
así actuar en consecuencia.

Readaptarse constantemente

Para saber identificar un campo de actuación rentable es
necesario estudiar las tendencias socioculturales del momento. Por lo tanto, es
primordial estar alerta de las novedades y de las personas influyentes de las
sociedad puesto que son las que marcarán las nuevas pautas de los gustos de los
consumidores.

Por consiguiente, las empresas deben saber readaptarse
continuamente a los cambios y ser previsibles ante ellos, para poder actuar
antes que cualquier otra organización. El que es capaz de vislumbrar una
necesidad del mercado sin cubrir conseguirá lanzar una marca prometedora y
pionera.

Es el caso de aquellos que lograron ver el comercio de los
calcetines largos de estampado como una oportunidad de venta. Este producto destinado
a un público atrevido y con un estilo alternativo se ha convertido en toda una
moda entre los jóvenes actuales. Por lo tanto, han sido las empresas que supieron
preverlo las que se han beneficiado de ello.

Otro ejemplo de estudio previo del mercado es el cambio de
perspectiva de uso que se le dio a las zapatillas de esparto, también conocidas
en algunos lugares como “alpargatas”. Una marca innovadora supo dar un giro a
la forma habitual de vestir este zapato, que, habitualmente llevaban las
personas de una clase baja que trabajaban en el campo, para empezar a ser adquirido
por un público de clase media-alta como zapato de vestir con aire “bohemio”.

Este tipo de cambios socioculturales viene dado desde
siempre, siendo la música una de las principales marcadoras de las tendencias. Ya
en la época del nacimiento del fenómeno punk se pudo observar esta revolución. Este
estilo de música marcó la estética de toda una generación de seguidores por una
más transgresora que los definía físicamente. Tras uno de los conciertos del
famoso grupo punk los Sex Pistols, que fueron los iniciadores de este cambio,
todos sus fans comenzaron a vestir igual que ellos como símbolo de
identificación. Por lo que, fueron los vendedores de este tipo de ropa los que obtuvieron
beneficio de ello.

En la actualidad se vería marcado este ejemplo con el fenómeno
Rosalía. Esta cantante ha conseguido revolucionar la forma de vestir de muchos jóvenes
con un aire más suelto y urbano. Y de nuevo, han sido las tiendas previsoras las
que se rentabilizan de esto.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend