CÓMO CREAR UNA MARCA PERSONAL

 

Vivimos en un mundo tan hiperconectado, debido a la
influencia del medio Internet, que es posible que conozcamos a miles de
personas diferentes sin haberlas visto en persona nunca, tan solo con la imagen
que se forma de ellas a través de los propios soportes digitales.

Es por ello que, aunque no nos demos cuenta, todos tenemos nuestra
propia marca personal puesto que, en mayor o menos medida, se muestra al mundo
aquello que somos y los demás forman una percepción de lo que les transmitimos.
Sin embargo, son solo algunos los que saben sacar beneficio de ello
exteriorizando su propio ser y dándolo a conocer potencialmente.

Una marca personal debe ser el reflejo de la propia persona,
no se puede aparentar ser alguien que no se es ya que se estaría emitiendo una imagen
errónea y falsa de esta. Además, este tipo de marcas influyen bastante en las
opiniones y acciones de sus seguidores por lo que tiene que ser auténtica.

Aspectos para crear una marca personal

Crear una marca personal consiste en diseñar tu propio perfil
personal como si de una marca se tratase, por lo que su nombre será el de la persona
que lo realiza. En consecuencia, es necesario llevar a cabo las acciones
propias de desarrollo de una empresa común.

Así pues, en primer lugar, cabe detectar al público objetivo
al que se dirigirá la marca personal y estudiarlo detalladamente. De esta
forma, se podrá elaborar una estrategia de acuerdo con sus características e
intereses de ese segmento de mercado. Seguidamente es importante tener claro
cuáles son los valores que se quieren transmitir y que se relacionarán con la
marca. En base a ellos se desarrollaran las demás acciones para el funcionamiento
de la organización. Los usuarios que sean seguidores de la marca se sentirán
identificados con esos valores y se generará una comunidad en torno a ella.

Asimismo, es necesario establecer los objetivos que se tiene
como empresa, aquello que se quiere conseguir.

Después, se ideará el diseño que tendrá la marca personal.
En otras palabras, diseñar una estética apropiada a aquello que transmite la
empresa, su imagen visual e identidad de marca. Es fundamental utilizar siempre
el mismo para conseguir ser reconocido y diferenciable entre la multitud de
empresas del sector Así como ofrecer un valor añadido que la haga destacar entre
los competidores.  

Finalmente, la marca personal debe tener un dominio propio
con su nombre y utilizar la palabras clave adecuadas para que se posicione y sea
fácilmente localizable en los buscadores.

Tener personalidad

Al igual que en las relaciones sociales de las personas y de
las empresas, este tipo de marca debe tener una personalidad propia y
característica de ella. Esto se definirá por el tono comunicacional en el que se
dirige, su identidad visual acorde con la imagen y público de la marca y por la
forma en la que ofrece el producto.

Las marcas personales se caracterizan por ser individuos que
inspiran a los demás con lo que hacen y son, desarrollando la capacidad de
hacer lo que realmente les gusta. Muestran un estilo de vida que sus seguidores
intentan imitar y transmiten emociones haciendo que el consumidor se sienta más
cercano a la marca y confíe en ella.

Además, gracias al medio Internet, existen multitud de opciones
para acercarse al público objetivo de la marca, contactar con él y saber lo que
piensa.

Casos de marcas personales

Por un lado, se muestra el caso de Vilma Núñez, joven hispana
experta en marketing en redes sociales que elaboró su propia marca personal a
partir de la creación de un blog. En 2012 comenzó a compartir con sus usuarios,
a través de esta plataforma, sus conocimientos acerca de marketing digital y
poco a poco fue creciendo hasta ser enormemente reconocida en este ámbito. Son
destacables sus honorables premios y menciones de empresas reconocidas como
Forbes, El Mundo y RTVE. Esto es causa de su persistente y constante trabajo para
lograr crear una marca cuidada y ser emprendedora en su actividad.

Desde otra perspectiva, han sido también los influencers los
que de alguna manera han sabido identificar y compartir su marca personal con un
determinado público, generando a su alrededor una comunidad de personas que
comparten y siguen sus valores. Las redes sociales han servido de gran apoyo
para sustentar su prestigio y reputación en la sociedad como espacio en el que
dar a conocerse. Un ejemplo de esto podría ser el de Patry Jordan, influencer de
moda y fitness. Esta joven ha elaborado su propia marca personal difundiendo un
estilo de vida saludable compartiendo consejos sobre ejercicios a través de su
página web y con su canal en YouTube “GymVirtual”. Y, además, sobre belleza y moda
también en su blog “Cosas de chicas”, en el que da consejos de peluquería y estética.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend