Casi el 87% de españoles cree que la existencia de la marca blanca les beneficia

 

Más de la mitad de los consumidores españoles continúa incluyendo en su cesta de la compra bastantes productos de marca blanca, y alega que las diferencias en la calidad no justifican la diferencia de precios entre los productos de marca del fabricante y los del distribuidor; estas son algunas de las conclusiones más relevantes que se extraen del último informe de los Índices de Opinión Pública (OIP) que elabora Simple Lógica, empresa especializada en investigación social y estudios de mercado.

El 53% de los consumidores utiliza muchos (23,6%) o bastantes (29,4%) productos de marca blanca en su vida cotidiana, y el 56% -frente al 69,2% registrado en 2009- cree que el grado de calidad de unos u otros no justifica las diferencias de precios entre marca blanca y producto de firma. A estos datos hay que sumar el que señala que el 86,5% de los consumidores encuestados por Simple Lógica creen que la existencia de la marca del distribuidor les beneficia.

En el lado opuesto se encuentran por un lado aquellos que compran pocos productos de marca blanca o prácticamente ninguno, que tan sólo son un 17% del panel encuestado (el 10,8% compra pocos y el 6,2% ninguno), y por otro lado aquellos consumidores que creen que la existencia de productos de marca blanca es perjudicial, que son un 5,7%.

Formación y compra

Uno de los datos más significativos que se extraen del informe OIP de Simple Lógica es el que hace referencia a la relación existente entre las preferencias de compra y la formación del consumidor. Así, aquellos consumidores que poseen titulación de estudios primarios no adquieren ningún o casi ningún producto de marca del distribuidor.

En cuanto a la edad, del informe se extrae que los consumidores menores de 55 años consumen más cantidad de productos de marca blanca que los mayores de 65. De hecho, el 14,9% de estos consumidores no utilizan ninguno o casi ninguno.

Calidad y precio

La calidad es uno de los factores que más alega la marca del fabricante como valor añadido, y en este sentido,  si se comparan los porcentajes del año 2009 con los que deja este año 2015, se observa cómo ha disminuido el número de consumidores que cree que la calidad no constituye un motivo más que suficiente para pagar más dinero por un producto. En concreto, ahora el 56% del panel encuestado cree que la calidad no justifica una diferencia de precio, pero en 2009 ese porcentaje era mayor, situándose en el 69,2%.

Cabe ahora reflexionar acerca de las nuevas tendencias y gustos hacia las que gira el consumo en España. La marca blanca, la reina en otros tiempos, continúa sobreviviendo a la crisis, aunque de manera mucho más comedida, tal y como se desprende de diversos informes y estudios. En la actualidad, la pregunta continúa siendo la misma: ¿Cómo se dibuja el futuro para la marca del fabricante?

Noticias relacionadas

IRI: España lidera la caída de la marca blanca en Europa

Francia, único país europeo en el que la marca blanca ha frenado su crecimiento

La marca blanca pierde cuota de mercado por primera vez desde el año 2000

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend