Aumentan la producción y demanda de aceite de oliva en el mundo

 

 

El aceite de oliva aumenta de manera constante sus niveles generales tanto de producción como de demanda, lo que confiere cierto equilibrio a este sector. Eso al menos es lo que señaló el pasado jueves día 11 de septiembre en Jaén, y con motivo de la celebración en Jaén del VII Encuentro de responsables y maestros de almazaras, Ammar Assabah, director adjunto del Consejo Oleícola Internacional (COI).

Todavía es difícil dilucidar de manera objetiva qué producción de aceite de oliva habrá a nivel internacional durante este ejercicio, pero lo que se ha adelantado desde el COI es que el aceite de oliva es un producto muy demandado a nivel internacional, y que esa demanda aumenta día tras día.

En mitad de esa coyuntura se encuentra España como uno de los principales productores de este preciado producto. Sin ir más lejos, el 65% de la producción mundial de aceite de oliva de la pasada campaña se materializó gracias a España, tal y como señala Juan Vilar, presidente de GEA Westfalia Separator Ibérica, quien ha recordado que este año las cifras que se esperan en España varían entre las ochocientas mil y el millón de toneladas, dadas las condiciones meteorológicas favorables y las buenas condiciones de cultivo que se han dado.

Entorno internacional

El sector aceitero español espera así continuar con su consolidación en los mercados exteriores, sobre todo después de las caídas de países productores como Turquía, Grecia o Túnez. A pesar de lo malo que tuvo la pasada campaña, España continúa siendo el gran productor de aceite de oliva del mundo, pero todavía quedan algunos problemas por subsanar, como por ejemplo la mala publicidad que ejercen los nuevos productores estadounidenses de aceite de oliva hacia el producto europeo en general y español en particular, o la tradicional pero también dañina venta a granel de la cosecha por parte de los productores españoles, entre otros.

Competencia desleal

A este entorno hay que sumar la supuesta estrategia que ejerce Italia, según denuncian tanto productores como medios de comunicación. Esta estrategia comercial es la que habría alzado a Italia como el país líder en venta de aceite de oliva en el mundo, y consistiría en comprar aceite español, griego y tunecino de calidad con el fin de mezclarlo con el italiano para embotellarlo y comercializarlo como tal sin que se refleje el auténtico origen del aceite en la etiqueta o envase. Así, Italia deja unas cifras de producción anuales de tan sólo 450 toneladas, pero es por el momento el país que más embotella y vende ‘oro líquido’.

Pese a todos estos inconvenientes, y durante los primeros seis meses del año, España se alzó por primera vez en la historia como el mayor exportador de aceite de oliva a Estados Unidos y Japón, superando así a la líder en embotellado y venta, Italia.

Noticias relacionadas

EEUU fortalecerá la producción de aceite de oliva californiano con su nueva normativa

La revista ‘Wine Spectator’ dedica su portada y 12 páginas al aceite de oliva español

Crece en un 20% el consumo de aceite de oliva en Japón

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend