Arándano rojo seco: propiedades y beneficios

0
67

El nombre arándano rojo identifica a un grupo de arbustos enanos perennes del género Vaccinium.

Crece silvestre en turberas con suelos ácidos en las zonas más frías del hemisferio norte. Requiere lluvias bien repartidas y suficiente frío en el invierno para desarrollar sus flores y frutos.

Es comestible con un sabor entre dulce y ácido, muy agradable al paladar.

Es una planta rastrera con tallos finos de menos de 10 cm.

Las hojas son caducas y alternas, de forma oval o elíptica y con los bordes dentados. Son de color verde vivo, aunque en el otoño adquieren una coloración púrpura y amarilla.

Las flores pueden ser solitarias o estar agrupadas, tienen forma de odre y son de color blanco-rosado-verdoso.

Los frutos son bayas redondas de 5 mm de diámetro de color azul oscuro casi negro, de piel lisa con una característica cicatriz circular en el polo superior, la pulpa es jugosa, clara y con una gran cantidad de minúsculas semillas.

El 95 % de los frutos se usan para preparar zumos, salsas, mermeladas o se secan y azucaran para su consumo.

El restante 5 % se vende fresco para su consumo directo.

También se elaboran cápsulas de polvo seco de arándanos rojos que equivalen a aproximadamente a 250 ml de jugo fresco.

Los principales productores de arándanos rojos son: Estados Unidos, Canadá y Chile.

 

Historia del arándano rojo

 

La planta del arándano rojo es muy antigua y su origen es desconocido, aun cuando se sabe que era consumida en tiempos inmemoriales por los pueblos árticos donde sigue siendo un fruto muy apreciado sobre todo en Rusia y países escandinavos.

En Escocia las bayas se recolectaban de arbustos silvestres, pero actualmente, han desaparecido de esa zona.

En el este de América del Norte, los amerindios, ya las utilizaban hacia el año 1550 como alimento, siendo uno de los ingredientes principales del penmican (alimento de supervivencia consistente en una masa de carne seca pulverizada, bayas desecadas y grasas). Este alimento duraba meses y podían llevarlo durante sus viajes de caza y exploración.

También lo utilizaban por sus propiedades medicinales como laxante, dolores abdominales y fiebres.

En 1620 los peregrinos que huían de la persecución religiosa en Inglaterra partieron hacia América del Norte en un barco llamado “Mayflower”, desembarcando en Massachusetts.

El primer invierno fue devastador y muchos no sobrevivieron hasta que un indígena se acercó al poblado y les enseñó que plantas cultivar, entre éstas se encontraba el arándano rojo por lo que esta fruta fue incorporada a la comida del día de Acción de Gracias, celebración decretada por el presidente Abraham Lincoln en el año 1863.

Los colonos también usaban el fruto para prevenir el escorbuto (enfermedad causada por el déficit de vitamina C) y en cataplasmas para curar heridas y úlceras.

También es un cultivo típico de la isla neerlandesa de Terschelling, adonde llegó en el siglo XIX, Cuenta la leyenda que un barril procedente de un naufragio llegó a las costas de la isla lleno de frutos. Como los aldeanos no los conocían y no sabían si eran comestibles, los tiraron y el arándano rojo prosperó.

 

Variedades de arándanos rojos

 

Existen dos secciones distintas de arándanos rojos dentro del subgénero Oxycoccus.

Sección Oxycoccus:

  • Vaccinium Oxycoccus u Oxycoccus palustris: arándano rojo o arándano común del norte. Se encuentra en toda la zona fría del norte de Europa, Asia y América. Tiene hojas pequeñas de 5 a 10 mm de color rosa oscuro con un espigado central purpura, el fruto es pequeño de color rojo o rosa pálido con sabor refrescante.
  • Vaccinium microcarpum u Oxycoccus microcarpus: arándano rojo pequeño, se da en el norte de Europa y Asia. Sus hojas son más triangulares y los tallos de las flores no poseen vellosidades como el anterior.
  • Vaccinium macrocarpon u Oxycoccus macrocarpus: arándano rojo americano, se da en el noreste de Canadá y Estados Unidos. Sus hojas son mayores de 10 a 20 mm y su sabor es más parecido al de la manzana.

Sección Oxycoccoides:

  • Vaccinium erythrocarpum u Oxycoccus erythrocarpus: arándano rojo de las montañas del sur, es nativo del sureste de América del Norte (Montes Apalaches) y del este de Asia.

 

Componentes del arándano rojo

 

Por cada 100 gramos de arándanos su contenido en agua es muy elevado (88 %) con pocas calorías (30 Kcal) y un contenido de fibra del 5 %.

Posee vitaminas, en especial la vitamina C, aunque también tiene vitamina A, E, K y las del complejo B y minerales como potasio, calcio, sodio, magnesio, hierro, fósforo y zinc.

Uno de los componentes más importantes de los arándanos rojos son las antocianinas, que son flavonoides que le otorgan el color a la piel. Su contenido varía entre 25 a 100 mg por cada 100 gramos de la fruta y la variación se debe a la variedad de arándano, el clima y el tamaño del fruto.

También contiene proantocianidina, otro flavonoide responsable de inhibir la adherencia de una cepa de Escherichia coli a las paredes del tracto urinario.

 

Beneficios para la salud del arándano rojo

 

1-    Ayudan en el tratamiento de la cistitis

Las proantocianidinas de tipo A tienen sustancias anti-adhesivas que impiden la adherencia de la bacteria Escherichia coli a las paredes del tracto urinario. De esta forma ayuda disminuyendo los síntomas de las infecciones urinarias como el ardor, dolor y picazón.

2-    Evitaría la formación de cálculos renales

Un estudio realizado en la Universidad de Cape Town (Sudáfrica) demostró que los arándanos cambiaban la composición química de la orina.

3-     Se postula que también actuaría como anti-adhesivo contra otras bacterias

Se están realizando estudios sobre la acción de las proantocianidinas a nivel de la mucosa gástrica (ayudando a inhibir el desarrollo de bacterias que causan úlceras como el Helicobacter pylori) y a nivel periodontal.

4-    Actuarían como anticancerígenos

Estudios realizados en la Universidad de Illinois en 1996 demostraron los potenciales efectos anticancerígenos de los arándanos.

Otro estudio realizado en la Universidad de Western Ontario demostró que el jugo de arándanos rojos inhibió el crecimiento de células mamarias in vitro.

Hacen falta más estudios para demostrar esta asociación, pero los arándanos tienen una gran cantidad de antioxidantes con capacidad de neutralizar los radicales libres que causan oxidación y por lo tanto estimulan el crecimiento de las células cancerosas.

5-    Ayudarían a prevenir las enfermedades neurodegenerativas

Su capacidad antioxidante protegería a las células cerebrales del daño oxidativo con el consiguiente mejoramiento de las capacidades cognitivas de los trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí