Aldi Supermercados, una historia de éxito

 

Los supermercados son establecimientos creados con la intención de proveer al cliente con lo que él necesite o desee. Logrando conseguir ingresos provechosos para los dueños de dichos locales.

En este sentido, el cliente procurará obtener la calidad que desee por el coste más conveniente. El consumidor buscará la mejor oferta en cuanto a la calidad, accesibilidad y coste del producto.

Por tanto, las grandes cadenas de descuento juegan muy bien sus cartas. ¿Cómo? Utilizando estrategias de ventas atractivas al consumidor como las ofertas, descuentos, la comodidad, la accesibilidad y el servicio, entre otros.

Una de las cadenas de supermercados que ofrecen uno de los precios más competitivos del mercado es la cadena Aldi, de origen Alemán. La cual fue concebida como una empresa familiar. Actualmente, opera en dos filiales, pertenecientes a los hermanos Albrecht.

Historia:

 

1913-1950

Esta cadena tuvo sus orígenes en 1913, en Essen (Alemania). En dicho año una mujer llamada Ana Siepmann junto a su esposo Karl Albrecht, inauguraron una pequeña tienda de diversos productos importados de otros lugares de Europa, como España. Dichos productos eran importados por medio de barcos. Esta matriarca era madre de dos hijos Theo y Karl Jr. Albrecht, ambos trabajaron con su madre y su padre en la pequeña tienda años más tarde.

Posteriormente, Karl Jr. en 1920 se hizo cargo del pequeño negocio familiar y dos años después Theo se incorporó a la tienda. Estableciéndose así los dos hermanos como dueños. Asimismo le dieron el nombre de Albrecht  Lebensmittel, que en español significa, “Comestibles Albrecht.

Después de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1945, los actuales dueños de la empresa familiar Albrecht Lebensmittel, marcaron un hito en la historia de los supermercados. Consiguieron extenderse por toda la región de Ruhr.

Esta recién nacida sociedad, implementó un nuevo sistema en la venta de comestibles. Mientras que otros establecimientos ofrecían promociones exclusivas en productos con precios de venta normales, Albrecht Lebensmittel brindaban el descuento directamente al producto.

Ellos ofrecían una variedad de marcas más discreta y cambiaban el stock de marcas continuamente, asegurándose de ofrecer siempre ofertas en sus productos. Asimismo, reducían costes publicitarios, vendían menos productos frescos y más productos secos enlatados. También economizaban alquilando locales pequeños, que necesitaban poco mantenimiento y no almacenes grandes en los que los gastos de mantenimiento eran mayores.

1950-1970

Este sistema de descuento les rindió frutos a los hermanos Albrecht,  ya que para el año 1950, solo 5 años después de haber iniciado el proyecto, contaban con trece tiendas. Además un año más tarde habían superado ese número a trescientos establecimientos por toda Alemania Federal.

Este modelo de negocio sería la base fundamental para muchas tiendas de descuento.

En 1962, los hermanos establecieron la marca ALDI, abreviaturas que surgieron de, descuentos Albrecht, “Albrecht Diskont” (AL-DI).

En 1966, por motivos diversos, como diferentes intereses y opiniones acerca de la dirección y administración, la compañía familiar se dividió en dos filiales, ALDI Nord, en Essen, perteneciente a Theo Albrecht y ALDI Süd en Mülheim del Ruhr, perteneciente a Karl Albrecht, la cual operaba en el sur de Alemania. Sin embargo, la  empresa siguió operando bajo el mismo concepto en sus dos dependencias, exceptuando algunas diferencias en precios de descuento.​

Esta estrategia,  adrede o no, influenció positivamente a la compañía, ya que, de esa manera cubrían más territorio alemán. Ofreciendo diferentes productos dentro del mismo concepto de descuento.

También cabe destacar que la división de ésta compañía, afectó de manera positiva al crecimiento internacional de la marca.

En 1967, ALDI Süd compró una sucursal de tiendas en Asturias y 6 años más tarde en 1973 ALDI Nord inauguró una sucursal de la compañía en los Países Bajos.

1970-Actualidad

Para el año 1973, por cambios políticos de ese entonces, los hermanos decidieron asegurar sus patrimonios. Karl creó una fundación privada a la que bautizó en honor a su madre, “Siepmann-Stiftung”, en español Fundación Siepmann. La cual pasó a tomar el control de ALDI así como de, sus filiales.

Posteriormente gracias a la “unificación de la Alemania”, ALDI se convirtió en la corporación minorista más grande de Alemania de ese entonces. Contaba con más de cuatro mil tiendas, que en su mayoría eran de la filial dirigida por Karl.

Los dueños de ALDI en 1993, deciden retirarse con la mayor fortuna de ese entonces, dejándole la dirección de la compañía a la Fundación Siepmann.

Actualmente, ALDI ofrece en todas sus sucursales una variedad de productos fabricados por la marca, como: productos alimenticios, farmacéuticos, tiendas de perfumes, tiendas de ropa y accesorio, entre otros.

ALDI,  hoy en día, posee más de 4.200 establecimientos, distribuidos en Alemania. Divididos en  35 delegaciones y con más de 2.500 tiendas para ALDI Nord y 31 delegaciones y más de 1.700 sucursales de ALDI Süd.  Asimismo, se calcula un aproximado de 8.000 tiendas en todo el continente Europeo. Mientras que en Estados Unidos cuenta con más de mil tiendas.

Marketing

Aldi se ha caracterizado desde su conformación concreta, como una línea de distribución con una gran variedad de productos. También destaca la particularidad de ofertas de manera constantes, es decir, ofreciendo descuentos en la venta de los productos. Una gran parte de sus artículos son producidos por la misma empresa, evitando costes de intermediarios y pagos de otros productores. Por lo tanto pueden proyectar un mínimo de ofertas posibles sobre los mismos. Esto lo diferencia de los demás establecimientos tradicionales. Esta empresa alemana fue la pionera en desempeñar el uso de bajo costes.

También muestran unas ofertas limitadas al tiempo, en cuanto a productos textiles, electrodomésticos y ocio.

En lo que respecta  al área de publicidad se limitan solo a la exposición de las ofertas a través de catálogos, propios y prensa, evitando un gasto alto. Sin embargo en países como España sí hacían uso publicitario de la televisión. También en Australia emplean la publicidad compartida con el lema “como las marcas pero más baratos”.

Al igual que otros grandes grupos de distribución, disminuyen los costes de ambientación y mantenimiento. Además delegan amplias funciones a los empleados dispuestos, evitando más gastos.

Se realizaron remodelaciones en sus tiendas buscando una aceptación más grande por parte de la clientela,  aun cuando ya era visitada. Aldi cambió los espacios pequeños limitados y con una disposición de productos en cajas palés por unos espacios amplios, con mucha luz y de aspecto atractivo para los consumidores.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend