5 trucos para solucionar una crisis de marca

 

Hay crisis de marca que apenas tienen repercusión, y otras que se incrustan y pueden dar meses o años de guerra.

Teniendo en cuenta la facilidad con la que una marca entra en crisis hoy en día, los responsables de marketing deben estar preparados para solucionar hasta una crisis puntual, con el objetivo de evitar una crisis de marca que realmente ataque a la reputación de nuestra empresa. Para evitarlo, traemos una serie de consejos para luchar contra las crisis de marca:

Las crisis no se escogen, por lo que debes estar preparado siempre

Si queremos reducir el impacto de una potencial crisis de marca, es imprescindible estar preparado con antelación para ello. No se trata de ser pesimistas y pensar que el día siguiente será catastrófico, sin embargo es bueno estar preparado para diferentes situaciones adversas, que están fuera del alcance y el control de la empresa.

Prepara las herramientas, informa al personal y procura que los procesos que se van a llevar a cabo sean claros y estén compartidos con todo el personal. 

Las crisis de marca las soluciona la marca

Es muy común hoy en día, sobre todo en grandes marcas, que al encontrarse piedra en su camino acudan a sus abogados para solucionarlo. La delegación de tareas está bien, pero si la piedra está  en el camino entre nuestra marca y el éxito, no hace falta hacer uso de abogados. Además, las crisis de marca no tienen por qué tener un carácter legal en todos los casos. Lo importante es, una vez surge el problema, poner en contacto a todos los departamentos implicados para poner en marcha la solución.

Si surge una crisis, la abordamos, no nos escondemos

Los altos directivos tienen que tener en cuenta que, alejarse del problema, no te va a acercar a la solución. Es un error muy común que, al surgir una crisis de marca, los directivos se encierren y no compartan esa información con sus empleados. Si todos los empleados trabajan de cara al mismo objetivo, que debe ser el mismo que el de los propios directivos, es imprescindible que todos los integrantes de la compañía pongan su granito de arena para solucionar la crisis.

Controlar todo lo que se pueda controlar

Las empresas no pueden controlar, o al menos no deberían, temas políticos, medioambientales o de catástrofes naturales. Sin embargo, todo lo que esté al alcance de la empresa debe estar bajo control. Prever ciertos escenarios donde las cosas no van nada bien, van regular o van muy bien puede ayudarnos a diseñar estrategias para los diferentes estados en los que nos podemos encontrar.

Las crisis hay que solucionarlas hasta el final

No es suficiente con solucionar, parcial o superficialmente un problema. Es necesario llegar a la raíz y erradicarlo, o de lo contrario es probable que el problema subyacente no se solucione jamás.

 

 

 

 

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend