ORLANDO

 

Una rica pasta al horno o una deliciosa pizza no sabrían igual de buenas sin la salsa de Orlando. Ese inigualable sabor que le aporta a las comidas logra, muchas veces, hasta quitarle el protagonismo al resto del plato porque nuestro paladar se centra en ese sabor característico de la salsa de tomate de esta marca española. Después de todo, muchos recordamos estar sentados en la mesa cuando éramos unos niños y que mamá llegara con una suculenta pasta decorada con ese color rojo intenso de la <<salsa de tomate frito>>. Hoy por hoy, todavía en nuestra casa se acostumbra a compartir en familia con los ricos productos ORLANDO.

Esta marca ha tenido un gran avance que la ha llevado a ser una de las preferidas en España y en un conjunto de países del continente europeo, los cuales avalan y valoran la calidad e innovación de cada uno de sus productos, en un mercado tan competitivo como lo es el de los alimentos. Y es que la trayectoria de ORLANDO no podía ser otra más que el éxito, debido a que esta marca forma parte de <<Heinz>>, empresa de reconocimiento mundial.

El arduo trabajo que llevan a cabo los empleados de la fábrica de la marca ORLANDO se puede notar fácilmente, ya que la planta permanece activa durante los 365 días del año, aunque el trabajo sube el nivel de producción durante los meses julio, agosto, septiembre y octubre, meses en los cuales se realiza la cosecha del tomate y por tal motivo hay mayor demanda en las labores. Esta marca denota tradición en un gran equilibro con la innovación y desarrollo de productos que son considerados como pilares fundamentales en la historia de avances que la empresa, Heinz Ibérica, ha tenido en España.

Las decisiones de optimización y protección del medio ambiente han respaldado la marca, la cual se ha hecho conocer también por el apoyo al deporte, en muchas oportunidades, aportando de esta manera su grano de arena a un mundo mejor. Y es que la empresa ha tomado siempre el compromiso de asegurar la calidad de cada uno de los productos que entran y salen de su planta de producción, debido a que, aunque no producen un solo tomate, su inventiva y gran desarrollo ha llevado a la empresa a estar en contacto con los agricultores que producen su, tan anhelada, materia prima, al proporcionarle las semillas a todos esos productores que le despechan las 50.000 toneladas de tomate al año desde La Rioja, Aragón y Navarra.

ORLANDO ha sabido comunicarse con sus consumidores a través de anuncios comerciales que, hoy en día, muchos podemos recordar y que, en su momento, hasta llegamos a tararear ese lema de la gran campaña publicitaria <<Cuate, aquí hay tomate>>.

Historia de la marca ORLANDO

Orlando no siempre fue la marca de una empresa de salsas de tomate. Su historia se remonta al año 1.922 en una ciudad turística llamada San Sebastián, en España. Para esa época, la empresa se encargaba de producir conservas de anchoa, bonito y atún, de igual forma esas conservas eran exportadas a países aledaños. Esta producción se mantuvo por casi 40 años sólo en San Sebastián, ya que en 1.961 se tomó la decisión de crear una planta en La Rioja, lugar en el cual la producción de anchoas fue la prioridad. Sin embargo, la empresa decidió alejarse de los productos del mar pasados unos cuatro años y exploró el sector de alimentos, pero de conservas de vegetales. Prestó mucha atención al tomate pelado, guisantes, espárragos, entre otros. Los procesos de desarrollo de productos continuaron, esto con el objetivo de tratar de sintonizar lo que quería el consumidor para esa época. Y pasados unos tres años, la empresa consiguió el producto que cambiaría, de una vez por todas, el rumbo que venía llevando, ese producto fue el <<tomate frito>>. Para ese momento, la marca comienza a ser realmente reconocida y preferida por muchas personas.

Ese reconocimiento se ve potenciado por la campaña publicitaria, en comics, que realizó la marca para el año 1.982. Ese tomate frito fue notado por un gigante de la industria de alimentos. La multinacional, Heinz, prestó especial atención a la marca y en 1.988 consiguió entrar al mercado español a través de la adquisición de ORLANDO, naciendo así Heinz Ibérica. De ahí en adelante, sólo serían éxitos para esa marca de salsas de tomates que decidió hacer las cosas de forma correcta y se coló en los alimentos preferidos por los españoles. Para ese momento, la empresa tenía dos plantas de producción, una ubicada en Zaragoza y la otra en La Rioja, pero los movimientos no se hicieron esperar y se decidió dejar a un lado la planta de Zaragoza y la construcción de una nueva y moderna planta en La Rioja.

Heinz había llegado con una nueva visión de negocio, la cual intentaba aprovechar la marca e historia de ORLANDO, pero con una optimización de los recursos. Toda la pericia y conocimiento que la multinacional tenia, se les imprimió a los productos de la marca, comenzando por la focalización de las actividades que se llevaban hasta el momento, esto con el objetivo de utilizar los recursos disponibles de una forma puntual. Lo próximo fue ampliar la cartera de productos que se producían y distribuían, con el objetivo de tener mayor presencia en los anaqueles. Por último, Heinz Ibérica apostó con mayor contundencia a la investigación y desarrollo para innovar de manera sustentable y responsable en materia ambiental. Fue tanto el interés para entrar al mercado español, que la inversión inicial fue de nueve millones de euros, con un refrescamiento de tres millones de euros por campaña lanzada, significando esto el gran oxígeno para que ORLANDO llegara a más y más hogares de Europa.

Una vez realizada la adquisición de la marca ORLANDO, los volúmenes de producción y ventas aumentaron, así como también lo hicieron las cantidades de materia prima utilizada por cada marca, ya que Heinz Ibérica también produciría sus otras marcas. En este sentido, hoy en día en la nueva planta de La Rioja se producen miles de toneladas distribuidas de la siguiente manera: para la marca Heinz, la producción llega a 17.000 toneladas entre diferentes productos como aliños para ensaladas o la rica mayonesa con ese color y olor característico; para la marca Lea & Perrins y HP, se destinan más de mil toneladas del total de la producción, y por último para Orlando, se producen más de 60 mil toneladas de la gran gama de productos que conforman la marca.

Debido a la gran aceptación de la que disfrutaba la marca Orlando, se decidió que la producción que fuera a base de tomates se comercializaría bajo esa marca, sólo en España, pero para la exportación, la empresa utilizaría su marca estrella <<Heinz>>. Este tipo de acciones se utilizaron para no confundir al consumidor y al mismo tiempo lograr aprovechar la aceptación que se tenía de la marca autóctona, sin embargo, para exportaciones a países como Reino Unido, Italia, Portugal, Francia, Alemania y Países Bajos, lo mejor era utilizar el nombre de la multinacional para distribuir 13 mil toneladas de la producción bajo una marca conocida en cualquier lugar.

Con todas esas marcas a su disposición, Heinz se fue convirtiendo al pasar de los años en la referencia en lo que se refiere a productos a base de tomates. En tal sentido, el mercado de productos alimenticios preparados con tomates lo han sabido capitalizar entre las marcas Heinz, con un 43,5 %, y la marca Orlando, con un 20,8 %. En sí, la empresa logró tener una fuerte presencia en los supermercados y otras cadenas de distribución, a los cuales llegan los más de 100 productos que salen de las instalaciones de La Rioja, dividiéndose 45 productos de la marca Heinz, 40 bajo la marca Orlando y el resto de Lea & Perrins y HP. Por lo pronto, la directiva seguirá apuntando a mantener esta distribución y no se diversificará a productos de platos preparados por considerar que la competencia en esas áreas es demasiado alta y no es correcto invertir en ello.

Nuevos empaques para Orlando

La marca, siempre en constante comunicación con el consumidor final y clientes de gran consumo e innovando cada vez más, decidió, a partir del año 2.013, cambiar su formato a uno más práctico y eficiente para la industria hotelera, específicamente para su cocina. Este nuevo formato se refiere al <<brik>>, empaque súper cómodo de 2 litros para los productos: Tomate Natural Triturado, el muy utilizado Tomate Frito y la Salsa Pizza. Con estas nuevas presentaciones de los productos, la empresa tuvo que realizar una importante inversión de tres millones de euros para abrir una nueva línea de gran capacidad, con instalaciones modernas en las cuales el departamento de calidad fuera un aspecto muy importante. De esta manera, la marca ha continuado mejorando no sólo en sus nuevos productos, los cuales se crean en promedio de 2 o 3 por año, sino también en la versatilidad de los empaques, ya que el brik también es otro aporte de la empresa para fomentar el reciclaje de envases.

Anuncios comerciales icónicos de la marca Orlando

La marca de salsa de tomates preferida por los españoles se dio a conocer con un conjunto de spot que llamaron mucho la atención para el año 1.982 y que llevaban por nombre <<cuate, aquí hay tomate>>. En estos anuncios se destaca el tono de humor para presentar una frase pegadiza que lograra quedarse en la mente del consumidor. Los anuncios en comics, producidos por Moro Film & Video, relataban ciertas historias de mariachis que daban serenatas sin ánimos cuando no estaba presente en la comida la rica salsa de tomate frito o que hacían alusión a que un plato de comida estaba vacío sí no lo acompañaba la salsa en cuestión. El impacto que tuvo cada uno de esos anuncios fue muy importante y fue la clave para que la marca fuera lo que es hoy en día, debido a que sus ventas aumentaron en gran medida por la apuesta a este tipo de publicidad. https://youtu.be/t42Ok-bBnlI

En su continua innovación de productos, para años recientes la marca volvió a seguir la línea de los mariachis, pero esta vez para presentar el nuevo producto llamado <<Tomate Frito 0,0>>. Este anuncio es destinado a ese sector del consumidor que se encuentra bajo ciertas dietas y que debe regular el uso de la sal y los azucares que puedan tener los alimentos que consuman. De esta forma, la empresa trata de ampliar su gama de productos de forma inteligente logrando que los sabores de sus salsas también sean deleitados por personas con ciertas restricciones. Esto en sí, es un gran avance en un mercado en el que se venden muchos los productos <<ligeros>> y que las ganancias dejadas anualmente ascienden a millones de euros. https://youtu.be/eUZ_I0_ncZA

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Podemos ayudarle? llamenos l +34 968974666 / 665633512 o escribenos a eduardo@marketing4food.com Descartar

Send this to a friend