Marketing hotelero

 

Las empresas dedicadas a promocionar o configurar la página web de tu hotel, suelen estar integrados por un gran equipo de expertos y colaboradores en la tarea del desarrollo web, social media, restauración, turismo y SEO, entre otros. Para la correcta creación de la misma debemos seguir estos pasos: Configuración del dato, auditoría SEO técnica, estrategia, asesoramiento, control y análisis, control de objetos, revisar errores o aciertos y seguir con el análisis y asesoramiento.

Nacimiento

El nacimiento de este tipo de marketing se basa en mejorar, desarrollar y evolucionar la rentabilidad del hotel y buscar la mejor manera en el proceso de venta.

Asimismo, es importante mejorar la imagen corporativa en la red y conseguir un tráfico que conlleve más reservas Para ello el equipo te asesora y propone nuevas funcionalidades.

Dicho de otro modo y en más profundidad. Hay que aprovechar los medios que nos ofrece Mobile Marketing. Se estima que alrededor del 37% de los clientes realizan sus reservas a través de su dispositivo móvil. Recurrir a la optimización del posicionamiento en los buscadores (SEO) con el objeto de conseguir una accesibilidad más fácil a nuestro portal web; la participación de los visitantes y usuarios ya alojados en el hotel. Es decir, hacerlos nuestros aliados a través de comentarios o puntuaciones, la difusión por redes sociales o la fidelización de personas que ya se han alojado. ¿Cómo? A través de ofertas, descuentos, información… detalles que los incentiven.

Concepto

Por tanto, podemos designar al concepto de Marketing hotelero como nos referimos al conjunto de estrategias que se pueden llegar a realizar para potenciar un determinado producto o servicio. En este caso para afianzar en el mercado al hotel.

Concretando algo más en el tema, diremos que es esencial, asimismo, satisfacer las necesidad de los clientes. No solo a través de la web y los precios, sino con un servicio personal de calidad o la buena presencia de las instalaciones.

Tareas a realizar

Las tareas más importantes que desempeña este tipo de marketing son las siguientes:

  • La competencia: debemos estudiarla para evitar sus estrategias y creas otras nuevas y más sorprendentes.
  • El canal: hay que tener muy claro a través de qué medios nos vamos a publicitar y promocionar. Puede ser por redes sociales, correos, vallas publicitarias, propaganda en papel… Aunque hoy en día el más asequible y extendido es Internet.
  • Análisis del mercado: sería muy interesante centrarnos en un sector determinado para poder conseguir no solo cantidad de clientes, sino calidad.
  • Gastos: establecer un precio asequible y acorde al sector al que nos dirigimos. El precio debe estar directamente relacionado con la calidad del hotel.
  • Ideas: existen departamentos concretos que se encargan de ello, es decir, de todas las tareas mencionadas anteriormente.

Si manejamos todo esto adecuadamente y enfocado al cliente va a traer consigo un gran servicio, debido a que conocemos al cliente y da lugar a un turista satisfecho. Un consumidor que, probablemente, nos recomendará y vuelva disfrutar de las instalaciones.

Resulta evidente que no es lo mismo un plan de un hotel independiente, que una cadena de hoteles vacacionales, un urbano u otros que puedan existir a nivel internacional, donde cada país presenta sus características y condiciones de todo tipo.

Con el nacimiento de nuevos medios de difusión y cambios en la sociedad, es evidente que se ha producido una evolución en diversos factores del marketing, es decir, los hoteleros ya no solo venden en alojamiento sino en ocio e instalaciones (spa, piscinas, restaurantes, etc.) Para ello es conveniente que, en primer lugar, nos pongamos en el lugar del cliente, esto es, mapear la experiencia al completo.

Para terminar…

Por último, el trato de la empresa hacia los trabajadores resulta algo fundamental, ya que si estos se encuentran cómodos y satisfechos en su puesto lograrán tener una actitud casi evangelizadora. De este modo, inspiran a los clientes, transmiten su agrado y simpatía, lo cual supone una zona de confort para el visitante y una rentabilidad económica para la empresa.

Como conclusión, sacamos que todo esto se compone de un ciclo compuesto por:

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Send this to friend