banner

La lista de la compra se vuelve más digital que nunca

 

Según la última edición del informe “Nielsen 360”  presentado en Madrid el pasado febrero por Gustavo Núñez y Alfonso Delgado, director general de Iberia y responsable de Nuevos Mercados, respectivamente, de Nielsen, estamos ante un nuevo tipo de consumidor: el “Total Consumer”, para quien algo tan cotidiano como hacer la compra ha dejado de ser un acto lineal para convertirse en algo más complejo donde intervienen multitudde factores, canales e interferencias.

Este cambio se debe a la irrupción de Internet y de la tecnología, la cual propicia que el consumidor escoja una nueva forma de comprar. No solamente interviene en la forma en la que el cliente realiza la compra, sino también para determinar qué compra.

La mayoría de los españoles utiliza Internet para la toma de decisiones, y si bien la compra le interesa lo hará efectivo luego en la tienda física. En concreto, a la hora de elaborar esa lista de la compra digital, cerca de un 60% tiene en cuenta los comentarios de terceros en Internet, mientras que casi la mitad consulta los folletos online de las cadenas y casi cuatro de cada diez se descarga Apps para ahorrar en la compra. De momento son sólo un 13% de hogares los que, además de la compra física, realizan la online de principio a fin. Así, la cuota en ventas del ecommerce de gran consumo en España es del 0,8%, similar a la de Italia, pero lejos del 6% de Francia o 6,4% de Reino Unido.

Esta diferencia entre países la explica Nielsen en parte porque en España está muy extendido el supermercado de proximidad, que permite compras muy frecuentes y rápidas con tickets más reducidos y cestas más pequeñas. En este universo online, está en auge es la e-hostelería o el restaurante en casa al que recurren ya uno de cada cuatro consumidores.. Y es que si bien la hostelería outdoor creció un 6% el año pasado, el consumidor empieza también a salir más indoor, es decir, “en casa”.

Al mismo tiempo que la distribución desarrolla nuevos canales de venta para crecer y ya están prácticamente todos en Internet, la oferta de producto al consumidor final también tiene sus particulares drivers de crecimiento. Uno de los principales son los frescos, que de hecho representan cerca de la tercera parte del gasto anual del consumidor en la compra.

Lo que está claro, es que el futuro de los frescos está en el canal online, y aún están por sumarse. Deben ser capaces de derribar ciertas barreras: a los españoles lo que más les preocupa de la compra en Internet es la calidad de los productos (64%) y la preferencia de verlos y palparlos uno mismo (63%), actitudes ambas muy ligadas a estos productos. En cambio, otras de sus preocupaciones están más relacionadas con la experiencia de compra, como que el pedido llegue a casa y no haya nadie para recogerlo (57%), que haya errores y se entreguen productos no pedidos o que falten (57%) y saber cómo devolver artículos (54%).

No solamente hay que perderle el miedo a Internet, sino que hay que aprender a hacer negocio con él.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Send this to friend