Día mundial de la alimentación 2018

 

¿Qué es el día mundial de la alimentación?

El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre de cada año.​ Fue proclamado en 1979 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).​ Se organizan eventos en más de 150 países de todo el mundo, convirtiéndolo en uno de los días más celebrados del calendario de la ONU. Estos eventos promueven la concienciación y la acción a escala mundial para aquellos que padecen hambre y la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y dietas nutritivas para las zonas más desfavorecidas de la tierra.

¿Por qué se celebra?

Los principales objetivos para celebrar el día mundial de la alimentación por parte de la ONU son los siguientes:

  • Estimular una mayor atención a la producción agrícola en todos los países. ¿Cómo? Realizando un mayor esfuerzo nacional, bilateral y no gubernamental a ese fin.
  • Estimular la cooperación económica y técnica entre países en desarrollo.
  • Promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos más desprotegidos, en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida.
  • Aumentar la conciencia pública de la magnitud del problema del hambre en el mundo.
  • Promover la transferencia de tecnologías al mundo en desarrollo.
  • Fomentar todavía más el sentido de solidaridad nacional e internacional en la lucha contra el hambre, la malnutrición y la pobreza.
  • Señalar a la atención los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

Las razones en cifras

El mundo produce alimentos suficientes para alimentar a todos los habitantes del planeta. Sin embargo, alrededor de 815 millones de personas padecen hambre, una de cada nueve personas. De esas 815 millones de personales el 60% son mujeres.

Alrededor del 80% de las personas en condiciones de pobreza extrema del mundo vive en áreas rurales. La mayoría de ellos depende de la agricultura.

El hambre mata a más personas cada año, más que la malaria, la tuberculosis y el SIDA conjuntamente.

Alrededor del 45% de la mortalidad infantil está relacionada con la malnutrición. El retraso del crecimiento todavía afecta a 155 millones de niños menores de cinco años. Al mismo tiempo, el sobrepeso infantil está en aumento en todas las regiones.

1.900 millones de personas, más de la cuarta parte de la población mundial, tiene sobrepeso. De estos, 600 millones son obesos y la obesidad adulta está aumentando en todas partes a un ritmo acelerado.

3,4 millones de personas mueren cada año debido al sobrepeso y la obesidad. En muchos países más personas mueren debido a la obesidad que por homicidio. Sobre todo si hablamos de países desarrollados, como los de casi todo occidente.

El coste de la malnutrición para la economía mundial es el equivalente a 3,5 billones de dólares americanos al año.

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) estima que la producción agrícola debe aumentar alrededor de un 60% para 2050 a fin de alimentar a una población más grande y en general con un mayor poder adquisitivo. Los conflictos, los fenómenos meteorológicos extremos relacionados con el cambio climático y la desaceleración económica ponen en peligro este objetivo.

La gran mayoría de los que padecen hambre del mundo (489 millones) y el 75% de los niños con retraso en el crecimiento  viven en países afectados por conflictos bélicos.

El cambio climático también está exacerbando el hambre. En los países en desarrollo, hasta el 83% de la repercusión económica de la sequía, (que se espera que el cambio climático intensifique), recae en la agricultura.

Un tercio de los alimentos producidos en todo el mundo se pierde o se desperdicia. Los costes mundiales del desperdicio de alimentos son de aproximadamente 2,6 billones de dólares americanos anuales.

Día mundial de la alimentación 2018

Con el hambre y la obesidad en aumento, el Día Mundial de la Alimentación 2018 hará un llamamiento mundial para corregir el rumbo hacia la consecución del Hambre Cero. Para la consecución de este objetivo deberán trabajar conjuntamente empresas, corporaciones, sociedades civiles, gobierno, organizaciones sin ánimo de lucro y por supuesto, la sociedad en su totalidad.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Send this to friend