Deliveroo, comida a domicilio

 

Deliveroo, la premisa

El día a día en la ciudad actual es muy ajetreado. Tanto que la acción fundamental de comer se vuelve casi imposible por los ajustados horarios de trabajo. No por ello vamos a dejar de comer. Debemos comer y debemos hacerlo bien para que nuestro organismo funcione correctamente. Tampoco debemos comer cualquier cosa. Muchos acostumbran consumir comida rápida cerca de sus oficinas sin tomar en cuenta la calidad de la comida que ingieren, incluso la higiene. ¿Qué lógica tiene trabajar para comer y no comer bien? Pero no podemos dejar de trabajar. De modo que debe existir una respuesta para lograr cumplir con el día a día y alimentarnos bien. La respuesta es Deliveroo.

El proceso es controlado por Deliveroo en todas sus etapas. La empresa asume en todo momento la responsabilidad ante el cliente. Además se hacen cargo en caso de que surgiese alguna incidencia. La experiencia comienza con la solicitud del pedido. Este se puede realizar en la página web de la plataforma o en el caso de disponer de iPhone, en una aplicación propia.

El usuario ve una lista de restaurantes disponibles. En esa lista hay información sobre su rango de precios así como la distancia a la que están, el tiempo aproximado de entrega y el tipo de comida que elaboran. Una vez seleccionado el restaurante, se escogen los platos de la carta y se realiza el pedido. Seguidamente se dirige al usuario a una plataforma de pago donde éste puede abonar el importe que corresponda mediante tarjeta bancaria, PayPal, etc.

En cuanto la comida está lista, un repartidor de Deliveroo recoge el pedido y lo entrega en el domicilio seleccionado. Todo en un plazo máximo de siete minutos.

¿Por qué es diferente?

La principal diferencia de Deliveroo con respecto a otros servicios de delivery es que realmente no representan a algún restaurante en específico. Deliveroo son más bien distribuidores de los distintos restaurantes que se asocian a la plataforma.

Deliveroo quiere ofrecer el mejor servicio a sus clientes. Ahora bien los servicios de delivery de algunos restaurantes algunas veces tienden a descuidar la calidad del servicio que le prestan a sus clientes. Falta de esa calidad se traduce entregando platos fríos, que tardan mucho o no son lo que el cliente había ordenado. Por lo que Deliveroo ofrece a sus clientes la garantía de recibir sus pedidos a tiempo y con la mayor calidad posible. Adicionalmente podrás escoger entre distintos restaurantes los cuales a su vez ofrecen diversidad de platos. De este modo usted no tendrá que instalar múltiples aplicaciones para escoger distintos tipos de comida sino que tendrá todo en la misma plataforma que además funciona las 24 horas.

Para escoger los restaurantes se tiene en cuenta que la distancia a cubrir pueda ser recorrida por los repartidores dentro del plazo de siete minutos. Con el objetivo de poder garantizar que la comida llegará “en óptimas condiciones”. Los restaurantes se encuentran disponibles en una dirección determinada.

Esta cobertura depende de la ciudad y la zona, pero suele ser en torno a unos 3 kilómetros de distancia al punto de entrega. Esto hace que Deliveroo tenga también una parte social, ya que se puede ir a casa de un amigo y ver qué restaurantes aparecen en la aplicación. Además de ir probándolos. Los repartidores se desplazan en bicicletas tradicionales o eléctricas, así como en motocicletas. Es la propia plataforma la que decide mediante un algoritmo cuál es el transporte más conveniente en cada caso.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Send this to friend