¿Cuánto cuesta hacer una página web?

 

Seguro que te has hecho esta pregunta alguna vez, bien por curiosidad o necesidad. Si tu caso es el segundo y necesitas una página web que optimice la rentabilidad de tu empresa o proyecto personal debes tener en cuenta unas consignas primordiales.

La creación de una página web no es un proceso hermético ni universal. Al contrario, existe tal diversidad de procedimientos y modelos (unos más eficientes que otros) que es imposible regir una lista de precios. Esto nos indica que el coste por elaborar una página web puede oscilar entre los 0 euros hasta valores inimaginables.

Si lo que quieres es disponer de una página web eficiente que esté al alcance de tu bolsillo debes tener claro que es posible. Aunque evidentemente, cuanto más bajo sea tu presupuesto más simple será tu web en cuanto a recursos.

Costes mínimos

Cualquier persona que tenga un ordenador y conocimientos sobre informática puede diseñar una página web. Aunque seas un as de los ordenadores y conozcas todos sus derroteros no podrás evitar el pago de unos costes básicos para poder llevar el nombre de tu empresa a la red. Como mínimo has de pagar unos 10 euros al año por el registro del nombre del dominio.

La importancia de los gestores de contenido

Si hablamos de proyectos de webs profesionales y de los más útiles y destacados sistemas de gestión de contenidos, es obligatorio tener en cuenta a WordPress (lo usan el 30% de todas las webs mundiales). Por lo tanto, en la búsqueda de una extensión eficiente de tu negocio o empresa en la red tienes que valorar la importancia que tiene un gestor de contenido completo y resolutivo. WordPress es una buena elección porque sus cifras y correctos resultados lo avalan. Además es económico e incluso contiene plantillas gratis.

Más funciones = Mayor precio

Cuantas más funcionalidades quieras adherir a tu página web más elevado va a ser el precio que tengas que pagar por la misma. No es lo mismo una página web estática que una web con diversas fuentes de contenidos o que requiera procesar pagos.

Si quieres añadir funciones como la pasarela de pago (procesar pagos mediante Paypal, Stripe, etc.) o necesitas que tu negocio virtual disponga de la función Multi idioma las gastos se disparan.

Mundo WordPress

Hasta el momento hemos estado buscando una página web eficiente y profesional que, a su vez, no te suponga un coste demasiado elevado. El resultado de esta búsqueda da como resultado la selección de un buen gestor de contenido. WordPress en nuestro caso, y la elección de unas funciones necesarias y útiles para cualquier página web que busque un mínimo de rigor y correcta presencia para poder competir en el mundo de los negocios digitales.

A partir de ahora hay que elegir uno de los tres tipos de webs que se nos ofertan: un diseño en base a una plantilla, un diseño en base a un framework (estructura predefinida muy básica) o un desarrollo a medida, que implica crear desde cero la plantilla de WordPress. Trabajar limitado por una plantilla coarta muchas posibilidades e iniciar desde 0 el desarrollo de una web es muy caro además de complejo. Por lo que la opción más viable será la de trabajar con frameworks como Hybrid, PageLines o Angular.

Gastos extra

Todo puede ir más allá, las prestaciones que tenemos a nuestra disposición en el campo del desarrollo de páginas webs son inagotables y están continuamente actualizándose. Servicios como la consultoría SEO, el diseño gráfico o el Copywriting elevan los costes de la web, pero resultan muy interesantes y útiles.

Si a esto se le suma una buena calidad del diseño y una envergadura importante, tendremos una web completa y equipada a la que se le podría sacar una gran rentabilidad.

Lo importante: Hablemos de cifras

Esto no es una ciencia, por lo que dependiendo de donde busques un presupuesto los costes pueden ser muy diferentes.

A modo de guía y haciendo un cálculo general basándonos en los criterios que hemos seguido extraemos un presupuesto acorde con nuestros requisitos para el desarrollo de nuestra web. Por una página web profesional con algunas funcionalidades que pueden ser útiles el precio está alrededor de los 2.500 euros. Si quieres ahorrarte esas funciones extras, tus necesidades son otras y te conformas con una página web un poco más austera aunque igual de eficiente. El precio ronda los 800 euros.

Si encuentras presupuestos por un precio muy por debajo de estos seguramente no deberías fiarte. La creación de una página web nunca termina, el mantenimiento y adecuación a la continua actualización de las tendencias implica que nadie te regala nada. Lo barato, si no te ofrece un servicio  de calidad, completo y continuado, pueda salirte caro.

Leave a comment

All fields marked (*) are required

Send this to friend